PICOS DE EUROPA

Trekking, Ascensiones y Escaladas
Guias de montaña de los Picos

Picos de Europa

Escalada del Naranjo de Bulnes

Pirineos,Sistema Central, Alpes

Grupos reducidos y actividades
exclusivas

Peña Santa

Actividades a medida
Trekking, Ascensiones, Crestas

Blog

Como pasar del rocodromo a la Roca

Articulo para la revista desnivel de Mayo del 2017.

“En los últimos 20 años las salas de Boulder y los rocódromos han evolucionado de la mano de  sociedad. Las salas de varios amigos o los rocódromos municipales, dan paso a negocios en los que el enfoque de la escalada ha cambiado al igual que han cambiado los escaladores.

Estas salas en las que los escaladores después de un tiempo escalando en roca, necesitábamos poder quitar el ansia entre semana, los días de lluvia e incluso empezar a pensar en “entrenar” para conseguir el ansiado encadenamiento.

Salas arcaicas incluso con un toque rural, en el que utilizábamos desde piedras atornilladas o troncos emulando chorreras. Nada que ver con las increíbles instalaciones con las que contamos en la mayoría de las ciudades de España hoy en día.

Instalaciones en las que además podemos disfrutar de gimnasios, bar, tienda, biblioteca o clínica de fisioterapia para reparar nuestros maltrechos cuerpos o técnicos deportivos en roca que dirigen y gestionan nuestros entrenamientos para rentabilizar al máximo el tiempo y nuestras posibilidades.

Un enfoque nuevo  para este tipo de instalación, incluso un nuevo enfoque para los viejos escaladores

——

Es importante ser consciente de que cada vez son más las personas que se inician en la escalada deportiva  desde el entorno “controlado” de un rocódromo.  Este aspecto causa algunos problemas de apreciación de la escalada  en la naturaleza, ya que ambos deportes son parecidos, pero el campo de juego no es el mismo.

En los muros de escalada no hay ningún encargado del mantenimiento de las vías, de los anclajes, ni de los pies de vía. Las rutas en un rocódromo están diseñadas para que el escalador este siempre  protegido y pueda caerse en cualquier momento, que las chapas estén en el lugar adecuado. Al tratarse de una estructura artificial, es fácil poder “fabricar” vías de escalada seguras. En un muro de escalada natural, las cosas cambian radicalmente. Partimos de que en la  mayor parte de las vías de escalada, nadie está obligado en mantenerlas y el entorno, en mayor o menor medida, es un tanto hostil.

La equipación de las vías es algo arbitrario, ya que depende de quién sea el equipador, de su experiencia y su sentido común. Hay que aprender que uno no puede caerse en cualquier sitio, ya que podríamos hacernos muchísimo daño, y necesitamos  controlar esos chapajes peligrosos, ya sea con una caña o escalando con un gran control para evitar una caída.

Aunque no suelen estar en zonas muy alejadas, es importante estar atento a la aproximación y el regreso del muro de escalada. Es importante no llegar de cualquier manera a los sectores, ya que en muchos casos, estos caminos pasan por fincas privadas y es conveniente pasar sin ocasionar ningún percance al dueño de la finca (Cerrar cierres, no molestar animales ni utilizar su finca como WC público, estos son solo unos ejemplos). Y cumplir con las restricciones temporales de los muros de escalada y con la legislación.

Es importante hacerse con una buena guía de la zona. En ella debería venir información útil sobre el sitio, información sobre los accesos, la orientación de las vías, número de anclajes, mejor hora del día, restricciones y demás informaciones sobre el lugar.

Es una obligación personal, el formarse y estar atento a estos temas.

—————————–

Los aspectos más técnicos de la escalada deportiva, no son muchos y se aprenden en poco tiempo. Estos quedaran almacenados en nuestra menoría. Si al comenzar nos dejamos asesorar por cualquier persona, esta nos puede trasmitir todos sus malos hábitos. Que después son difícilmente corregibles. Es importante formarse correctamente. Hay cientos de ofertas hoy en día, desde los cursos de formación de las federaciones de montaña hasta los cursos de empresas privadas hasta los cursos de técnicos deportivos autónomos.

Cada uno debe elegir su opción como buen consumidor consciente. Pero estos son algunos aspectos básicos para hacer una buena elección: No te dejes influenciar por el precio y la cantidad ingente de contenidos a trabajar en el curso,  dos días no son suficientes para poder lograr que tú seas autónomo y seguro en la práctica de la escalada y por último cerciórate de que los profesores son técnicos deportivos de Escalada o Alta montaña, son los únicos títulos que acreditan para poder impartir dicha formación.

———————————-

En estos cursos nos van a enseñar  a encordarnos correctamente (Eso de que el ocho debe quedar flojo, para así absorber energía, es uno de los malos hábitos que muchos escaladores no corrigen ni después de muchos años de práctica) a chapar bien la cuerda y colocar correctamente la cinta express, a gestionar como pasarla cuerda correctamente por el descuelgue  y un largo etcétera, pero me interesa centrar la atención en un aspecto muy importante, que es en asegurar correctamente.

Esta es la pieza clave en la seguridad del escalador. Podrás ser una buen escalador y hacer todo con seguridad, que como quien te asegure no lo haga correctamente todo se ira a traste. Es la parte más importante de este equipo.

Asegurar correctamente es todo un arte,  implica estar atento y ser previsor e interpretar lo que nuestro compañero de cordada va a necesitar en cada momento adelantándonos a sus necesidades. Ser capaces de ofrecer un aseguramiento dinámico en cada situación. Aquí el pie de vía es más incómodo y no es una superficie homogénea como la que tenemos en los rocódromos desde la que podemos asegurar descalzos o en chanclas. Asegurar implica por parte del asegurador, estar centrado al máximo de atención durante la escalada de nuestro compañero, obviando conversaciones con otras personas, móviles y un largo etcétera de situaciones que pueden generar distracción en nuestra parte de la escalada.

———————————-

Una vez tengamos los conocimientos técnicos para poder realizar con seguridad y autonomía las maniobras básicas de la escalada deportiva y  tengamos claro con quien voy a encordarme, nos toca elegir donde iremos a escalar. España es un pais con una gran variedad de estilos y  de rocas en muy poca distancia, además de hacer que podamos disfrutar de la escalada durante los 365 días al año, evitando o buscando el sol, dependiendo de la época del año. Caliza, gratino, conglomerado, basalto, arenisca son algunos ejemplos del tipo de roca habituales en estos lares. Además de disponer de inclinaciones de pared  y técnicas de escalada para todo tipo de gustos y de escaladores.

La mejor recomendación es que no os quedemos con una sola forma de escalar y obviemos lo que peor se nos da. Los primeros pasos en la escalada en roca son importantísimos, ya que en ellos  generamos e interiorizamos las diferentes técnicas y creamos la base como escaladores. Es importante probar y esforzarse por mejorar en escalada “tumbada” para dominar los pies, enfrentarse a las placas verticales que vuelven a estar de moda y que en ellas además de demostrar que hay que mover los pies se necesita tener desarrollado una buena coordinación y equilibrio, o enfrentarse a los desplomes.

Variar de estilo de escalada nos va a hacer crecer como escaladores y crear una buena base para ser lo más completos posibles. No os olvidéis que los pies también se utilizan para escalar.

Aunque siempre está bien visitar escuelas donde el estilo de escalada y la graduación ayudan a aumentar nuestra autoestima y motivación. Cuidado con escuelas clásicas donde predomina la escalada de placa y grados antiguos, donde puede que nos llevemos alguna sorpresa. Nada como actualizar las guías, para comprobar las actualizaciones de las escuelas.

——

Sabemos cómo escalar, sabemos con quién vamos a escalar y sabemos dónde ir. Ahora solo queda preparar la mochila y disfrutar de un  maravilloso día de escalada.

Aunque en montaña si vemos más lógico y habitual planificar las salidas, en escalada, se suele ser más anárquico y obviar que una planificación suele permitir no cometer errores y así evitar algún incidente o incluso algún accidente.

Prever la meteorología (Cuidado con los  días de tormentas eléctricas), calcular los horarios(a qué hora empieza a  dar el sol  y la sombra) prever que en muchas ocasiones estaremos hasta última hora para aprovechar la temperatura y el descenso al coche podría ser de noche, por lo que una frontal nunca vendrá mal.

Estamos en la montaña y por lo tanto la temperatura puede variar de la hora a la que llegamos hasta la hora que nos marchemos y si sucede algún problema y hay que estar en el lugar más tiempo del previsto, llevar ropa de abrigo es siempre necesario. Al igual que disponer de agua, comida.

Un pequeño botiquín con el que poder solventar las situaciones más típicas (Manta térmica, Golpes, heridas, tierra  en los ojos, etc) nos ayuda a poder resolver estos problemas con rapidez.

En cuanto al material de escalada decir que hay poca diferencia respecto al material que utilizamos en el rocódromo, pero hay alguna cosa que necesitaremos de más. Además de gatos, cuerda (70metros, ya que muchas escuelas tienen vías de baja y media dificultad de 35 metros e incluso 40, como por ejemplo Morcin en Asturias) arnes, cintas espress (Unas 15/20 suelen venir bien) y un sistema de aseguramiento (Tipo Gri Gri), es necesario el uso del CASCO. En los muros naturales, la posibilidad de que transiten animales o personas por la parte alta del  muro es habitual y  es fácil que caigan piedras, pueden  evitar un golpe en la cabeza  en una caída descontrolada. Pero también es importante que no solo se coloque el casco el escalador, ya que al asegurador le puede caer alguna piedra o mosquetón que se le caiga a nuestro compañero en una caída descontrolada del escalador que este no empuje  hacia la pared. Dependiendo del muro en el que nos encontremos es importante estar con el casco durante todo la estancia en el muro.

Una pértiga para poder colocar la primera o segunda cinta express,  para evitar tener una caída al suelo es una buena iniciativa, ya que estas caídas tan cerca del suelo y con tan poca cuerda desplegada  suelen traer consecuencias para nuestros tobillos.

Disponer de un cabo de anclaje adecuado para poder hacer el paso de la cuerda por el descuelgue. En los rocódromos los descuelgues son de mosquetón, pero en los muros de escalada la variedad de descuelgues es grande, por lo que tendremos que conocer y realizar la maniobra con seguridad para cualquier tipo de descuelgue.

A la hora de asegurar es importante pensar que unas buenas zapatillas, nos ayudan a estar estables y poder controlar mejor una caída de nuestro compañero. Estar con unas chanclas en un terreno escarpado no es una buena idea, ya que en el empujón  que nos de la cuerda cuando caiga nuestro compañero, no vamos a poder controlarla y podemos sufrir un golpe contra la pared además de no ser capaces de dinamizar la caída de nuestro escalador. Si además aseguramos con unas gafas para tal efecto, tener la prevención de utilizarlas cuando el escalador este a una cierta altura, tercer o cuarto anclaje, ya que pueden crear la sensación de que la distancia al escalador sea mayor de la que realmente es y en caso de caída no gestionemos bien la cuerda y esta caiga más metros de lo esperado.

——–

Si tenemos  planificado los aspectos anteriores no tiene por qué suceder ningún percance, pero si sufrimos o presenciamos  un incidente grave o un accidente, deberemos conocer cuál es la manera de emprender un rescate. Conocer que en caso de accidente el protocolo de actuación es el  PAS (Proteger, avisar y socorrer).  Estos son los pasos para gestionar un accidente.

Protegeremos al accidentado de la fuente que ha generado el accidente, evitando en este paso agravar más la lesión, tener ropa de abrigo y mantas térmicas, facilitara el poder mantener a la víctima en una situación lo más confortable posible.

Avisaremos al 112. Este es el teléfono de emergencias que funciona en toda Europa (salvo en Suiza), ellos movilizaran a los medios de rescate necesarios para realizar la evacuación del accidentado. Es importante facilitar con la mayor precisión posible la localización de nuestra ubicación, por eso si utilizamos aplicaciones como el Alpify o el whattapp  podremos dar con exactitud nuestra ubicación.

Socorrer es la última parte de este protocolo. En la llamada del 112, disponen de conexión con un médico para poder recibir asesoramiento del personal médico. Lo normal es que cada pocos años realicemos un curso de primeros auxilios para nunca dejar de estar formados en este campo ya que es útil en todos los amitos de la vida.

Es importante disponer de un seguro médico que además incluya el rescate, estas dos opciones las facilita la tarjeta federativa, que todos podemos tramitar en nuestra federación territorial o realizar un seguro privado con un seguro que se haga cargo de estos aspectos. Hace unos meses fuimos todos testigos de la polémica en Asturias del rescate de un escalador, y las consecuencias que tubo al no estar federado.

 

Emprendéis un nuevo camino lleno de aprendizajes y de descubrimientos. Disfrutar siempre con seguridad y respeto al medio y a los que en el disfrutamos de la montaña.

Salud y escalada”

 

Álvaro Ramos Robles

Guía de alta montaña UIAGM

Guía de escalada en roca

Licenciado en Psicopedagogia

Diplomado en Magisterio

Tecnica_del roco a la roca

No hay comentarios.

Deja tu comentario

Nombre*

E-mail*

Website

Comentario*